lunes, septiembre 18, 2006

El amor de Dios

He llorado mucho en estos últimos días, la verdad que el llanto no se ha convertido en lagrímas pero si en dolores físicos, una herida quedo abierta desde el jueves y solo el sabado en la misa del camino neocatecumenal conseguí llorar...y alabar a mi Señor que vino a mi encuentro que me curó las heridas que me hablo y me dijo "Yo estaba ahí"...

Gracias Padre amado por la eucaristía..me hace tan bien tenerte en mi mano y hablarte bajito, colocarte junto a mi corazón y cantarte los salmos que tanto te gustan...

No se si les he contado pero, en mi condominio, hay una pequeña comunidad católica que pertenece a mi parroquia, es más, es aquí que comenzo la parroquia, entonces...el domingo tuvimos una misa maravillosa, la hicimos al aire libre!!!...para pedir por el alma de nuestro querido trabajador fallecido y por los heridos, el Señor hizo el milagro de parar la lluvia, abris el cielo y mandar sus rayitos de sol directos al altar.

Yo soy Ministra de esta comunidad junto con mi esposo, el acompaño al Padre en el altar y yo me quede acomodando a las personas, cuidando del orden en la hora de la comunión...otro milagro....Entre las personas que van a misa se eligen las que ayudaran en el ofertorio, se eligieron dos mujeres y un señor...cuando entrego el pan, este señor, en un rinconcito no paraba de llorar, era el papá de uno de los trabajadores que cayo del septimo piso y que tiene graves quemaduras!!...nadie sabia, y el tuvo el consuelo de nuestro Señor, fue llamado por El que le mostro cuanto lo ama.

Y si eso no fuera poco...otro milagro, la multiplicación de los panes....al momento de la comunión, como nunca habia muchísima gente, todos solidarios con el dolor que nuestros hermanos estan pasando, pero la encargada de colocar un numero mayor de hostias antes de la consagración estaba tan emocionada que no percibio que la gente era mucha y el pan poco,...en fin....cuando vi esa escena y a mi esposo nervioso dando la comunión, lo fuí a ayudar y comenzamos a dividir las hostias...no se como...solo gracias a Dios a quien le pedí en todo momento, conseguimos que todos comieran y aún sobrara, el padre que celebró la misa estaba feliz por sentir la presencia de Dios tan fuerte...

Que puedo decir....Solo el Señor cura las heridas...solo a El quiero seguir
Que Dios los bendiga..

8 comentarios:

Semilla dijo...

El amor de Dios, nos colma con bendiciones en todo momento, solo hay que saber descubrirlas, solo hay que tener la capacidad de aceptar.... y uf! como nos cuesta a veces... Me alegro mucho que... Te refugies en El.
Te quiero mucho... te envio una sonrisa gigante y un abrazo estrujado, je je ;D.

Leónidas dijo...

Carito: te ruego me excuses por usar tu diminutivo, pero he escuchado tanto de ti que tengo la impresión de conocerte mucho. Además, lo he escuchado de alguien que te quiere como una hermana y lo pronuncia con ese cariño; y a quien yo amo con todas las fuerzas con las que sabe amar el corazón de un hombre. Por eso, seguramente, mis manos se sienten en libertad de postearte siguiendo el ejemplo de esa notable y preciosa señorita, que ha atesoraado durante tanto tiempo el privilegio de ser tu amiga y que, desde que recibí la bendición de conocerla, no ha hecho más que volverse más y más la dueña de todos mis sueños y todas mis vigilias.

No me atrevía a postearte antes, porque sentía que podía ser una intromisión indebida en algo que es tan de mi niña linda, como esa preciosa amistad que ustedes han forjado a fuerza de cariño y lealtad. Sin embargo, desde hace un tiempo te leo, con el vivo interés de quien quiere conocer, aunque sea sólo a través de unas letras, a la persona de quien la mujer de la que estoy enamorado habla con tanto afecto y admiración.

En fin, suelo alargarme y no deseo aburrirte. Simplemente no pude evitar conmoverme con el trance doloroso que te ha tocado presenciar y, sobre todo, con la enorme entereza, presencia de ánimo y fe que se nota llevas en el alma. Se ve que el Buen Señor y María Santísima te han bendecido con una riquísima vida interior y lo mismo han hecho con ese hombre bueno que tiene la fortuna de ser tu marido. Bueno, me alargué un poco y a lo mejor ya estás medio aburrida, pero nada más quería hacerte saber que cuentes con las gracias que puedan alcanzarte desde el Señor mis oraciones, que de seguro son más torpes que las tuyas y no provienen de una fe tan profunda como la que te anima, pero que provienen de un corazón sincero.

Espero no haber cometido una imprudencia al tomarme la libertad de postearte en este espacio y también espero que tengamos la oportunidad de conocernos. También espero que estén bien y que tengan éxito, tú y tu marido; que el Señor y sus ángeles los guarden. Te lo mereces de sobra, porque es claro que tratas de ser una sierva buena y fiel de Jesucristo. Y te lo mereces, además, desde mi perspectiva, por haber cuidado y querido tanto a esa mujer formidable, cuyo amor, el Sapientísimo Jesús ha puesto en mi alma hasta el punto de hacerla rebosar de la alegría santa que sólo nos puede hacer sentir la compañía y cariño de una mujer buena (no sólo buena, mi Andrea... ¡ES LA MEJOR!)

Tu hermano en Cristo, siervo del Corazón Inmaculado de María (y siervo de mi Andrea también),

GBFF-D

Semilla dijo...

¡Puchas que te he echado de menos oye!
Te quiero mucho
(martes 3/oct)
PD: No te preocupes, solo tuve un mal día... Mañana, será mejor.

Confiada en Cristo

Cristian dijo...

Hola Carito:
Hace tiempo que no sabía de ti, y hoy entré a tu blog... me enteré de la tragedia vivida en el lugar donde resides en Sao Paulo. ¡que dolor más grande deben sentir!... sigue refugiándote en Dios, que en Él seguirán encontrando las fuerzas para sanar la partida de un ser querido y hermano en la fe. Cuiste, ánimo y muchas bendiciones para uds. Paz y bien.

yhallo dijo...

Carito, amiga mia
Dios te bendiga y de conformidad a aquellos cuyo corazón, hoy entristecido palpita por los suyos abrazados en el dolor.

Cristian dijo...

Solo pasaba a saludar nuevamente, y me doy cuenta que eres la primera persona que veo tiene linkeado mis dos blogs... Te pasaste. Lo mínimo, mereces que haga yo un link a este espacio. Bendiciones.

Cristian dijo...

Carito:
¿Cómo has estado? Espero que bien. Seguimos unidos en la oración. Publica algo para saber de ti. Bendiciones.

Semilla dijo...

Amiga: Me di cuenta que estabas triste y por supuesto que no hay enojo, más bien preocuopación... Yo no creo en las coincidencias y Germán estaba conmigo cuando llamaste... así que pudimos hablar sobre eso.
El camino a la santidad no es facil amiga, ¿quien mejor que tu puede saberlo? Por eso te agradezco esas palabras, que sé salieron de tu corazón y nos ayudaron a proponernos nuevos retos, a proponernos estar más atentos y ser más cuidadosos... en estos tiempos no hay permiso para tropesarse. Te quiero mucho
ANIMO!!!
Que Dios los bendiga
PD: No pude evitar adpoptar al manzano, pero le puse otro nombre, por respeto a su memoria ;D